May 25, 2022

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

Político venezolano huye a TT con familia.

Un político venezolano, que alguna vez ocupó un cargo prestigioso, se ha encontrado en una posición precaria, tratando de proporcionar un sustento a su familia que vive ilegalmente en este país.

Dennys Hernández Lares entró por un punto de entrada ilegal en el sur de Trinidad con su esposa e hijas en enero. Desde entonces, viven con otros inmigrantes, que también ingresaron ilegalmente, en San Fernando, todos en busca de estabilidad social y económica.

Hernández Lares explicó a Sunday Newsday sobre las dificultades en su país que obligaron a su familia y a miles más a huir al Caribe y otros países de América del Sur en busca de una vida mejor.

Cree que se pueden abrir puertas legales para que los venezolanos puedan entrar y salir sin problemas.

“Muchos padres han venido primero, pero como no pueden salir y volver a entrar en este país, se ven obligados a traer a los demás miembros de su familia.

“Eso cambiaría si al jefe de la casa se le permitiera ir a Venezuela a visitar y regresar”.

Hernández Lares dijo que estaba dispuesto a explorar con las autoridades locales las mejores formas de otorgar permisos de trabajo a los venezolanos.

“Solo estaríamos aquí trabajando, hay muchas opciones que el gobierno de TT puede evaluar. Registro sí, pero ¿qué pasa con los permisos de trabajo a corto plazo, un seguimiento adecuado?

Dijo que el largo proceso para renovar su pasaporte en Venezuela lo obligó a tomar decisiones rápidas, una de las cuales fue venir a este país por su cercanía al estado de Anzoátegui, su zona de residencia.

“La situación política en Venezuela es muy difícil, especialmente para los que nos oponemos al régimen de Nicolás Maduro. Las presiones, amenazas y el cierre de posibilidades económicas nos llevan a repensar nuestra lucha y abandonarla para ir a otra nación, por eso decidí dejar mi país. Mi familia es lo primero ”, dijo Hernández Lares.

Hernández Lares era director local del Partido Político Social Cristiano (COPEI) y también ejercía la abogacía y trabajaba como agente de seguros. El domingo se llevan a cabo las elecciones a la Asamblea Nacional que se espera que gane Maduro, ya que se espera que la oposición boicotee las urnas.

“Los funcionarios venezolanos están tratando de impulsar una agenda comunista, algo que sus ciudadanos se han opuesto”.

Hernández Lares reconoció que salir de Venezuela de la forma en que lo hizo era ilegal, pero era un cargo que tenía que enfrentar.

“Como abogado, entiendo completamente las leyes y las respeto, pero también hay un punto humano que debe ser analizado y tomado en cuenta”, dijo. “Es un tema de derechos humanos, no un tema de crimen”.

Abrazando a su hija de cinco años, mientras su esposa y su hija de 14 años lo apoyaban, Hernández Lares dijo que se sentía más deprimido por su situación en este país.

“Sin tarjeta de registro, tenemos que salir a la calle escondidos, no podemos ir al supermercado en familia, ni a un centro comercial.

“Yo tampoco tengo un trabajo estable y lo poco que conseguimos es suficiente para sobrevivir. Cuando tengo trabajo, a veces son tres días a la semana y soy feliz. Esto me permite no solo vivir aquí, sino también ayudar un poco a mis familiares en Venezuela. Vivimos con otra familia de cuatro y dos personas para reducir nuestros gastos “.

Desde que llegó a TT, Hernández Lares ha tenido que trabajar duro y bajo la sombra y el temor de ser atrapado por la policía y las autoridades de inmigración. Se apresuró a trabajar en áreas de construcción, pintura, jardinería y limpieza. Estos trabajos, explicó, no sucedieron sin la humillación y explotación de los lugareños.

Dijo: “Mis amigos y familiares en Venezuela me llaman y me preguntan cómo estoy aquí, cómo me siento; Les digo que no estoy de buen humor ni físicamente.

“Aunque no tenemos acceso a la atención médica excepto en casos de emergencia, no hay forma de escolarización o mis hijos y estamos confinados en nuestra casa, estábamos mejor que en Venezuela. Imagínese tener que vivir con 1 dólar al mes y un kilo de carne de res cuesta alrededor de 3 dólares. Como es esto posible?

“Imagínese tener que vivir así en Venezuela bajo las circunstancias del covid19. Ya es una tarea difícil aquí”.

Cuando Sunday Newsday visitó su casa, la esposa de Hernández Lares, quien pidió permanecer sin identificar, estaba preparando el almuerzo para todos los ocupantes de la casa. Un sencillo plato de pasta los alimentó a todos durante el resto del día. Su casa tenía poco o ningún mobiliario, excepto un viejo juego de patio y un sofá improvisado, un refrigerador, una estufa y el fregadero de la cocina estaba rodeado de alacenas que se estaban cayendo a pedazos. La casa y el patio se mantuvieron limpios y ordenados.

Hernández Lares, dueño de dos casas y varios vehículos en Venezuela, dijo que vendió la mayoría de sus activos para sobrevivir. La situación que pronosticó no se resolvería en un futuro próximo, afectará las posibilidades de sus hijos de tener igualdad de oportunidades.

Dijo: “No hablamos inglés y no hay oportunidad para que ellas (sus hijas) vayan a la escuela aquí debido a nuestra situación ilegal. Sin una educación adecuada, se les ha quitado la oportunidad de una vida cómoda. Es una sociedad patriarcal y temo por su futuro ”.

Hernández Lares creía que la mayoría de los venezolanos estaban en TT solo por un tiempo determinado, para que pudieran estar en mejores condiciones y mantener a sus familias en casa.

“Entendemos que Trinidad es un país pequeño y que tiene sus propias leyes, pero también hemos verificado que hay muchas oportunidades para todos, tanto locales como extranjeros.

“Los inmigrantes pueden aportar mucho al desarrollo de este país, creo que todo es cuestión de un entendimiento y un cambio en la forma en que la gente nos ve”, dijo.

Con las recientes sentencias de la corte que ordenan la deportación de migrantes, dijo que hay formas para que los ciudadanos de ambos países tengan una relación de trabajo cordial, que no infrinja los derechos humanos básicos.

El Primer Ministro ha destacado los desafíos económicos actuales de TT a la luz de la pandemia de covid19 y también advirtió sobre la posibilidad de adaptar al azar el tema de la migración para adaptarlo a agendas específicas.

El año pasado, el gobierno registró a 16.523 migrantes venezolanos que, según el Dr. Keith Rowley, fue un acto humanitario, pero que no puede ser abusado.

Al abordar el tema en mayo de 2019, dijo: “Llega un momento en que el volumen y la presencia de estos migrantes económicos en TT amenazará la calidad de vida de la gente de TT y nos corresponde a nosotros protegernos de eso”.

Hace unos días, Rowley también señaló que el gobierno no tenía la intención de reabrir el proceso de registro para los venezolanos y también tratará con severidad a los inmigrantes ilegales.

“No hemos tomado la decisión de registrar más venezolanos. Lo que también hemos hecho, y la política sigue vigente en el momento del registro si no estaba entre los que estaban registrados que estaban aquí, que han venido durante un período de tiempo, si no estaba entre ellos y se presenta en TT, ejerceremos nuestro derecho a deportarlo “.

Venezuelan politician flees to TT with family

%d bloggers like this: