September 21, 2021

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

Ministerio de Asuntos Sociales y la Policía investigan denuncias de abuso a adultos mayores en un hogar para ancianos

El Ministerio de Desarrollo Social y Servicios Familiares y la policía están investigando un informe de abuso de un conocido baterista y activista comunitario en un hogar de ancianos en el sur de Trinidad.

El hombre de 60 años fue trasladado al domicilio luego de sufrir dos derrames cerebrales el año pasado, este último lo dejó postrado en cama. Su familiar lo ingresó en la casa el pasado mes de octubre porque no pudo brindarle la atención que necesitaba.

Ella afirmó que en una ocasión vio moretones en su mano y él se había quejado de que una persona en la casa lo estaba “maltratando”. Ella dijo que habló con el dueño sobre el asunto y que él nunca volvió a quejarse.

Pero, en febrero, se preocupó mucho cuando vio un corte sobre su ojo y detrás de su pie.

“Dijeron que se cayó en el baño. Estoy mirando a una persona que no puede caminar, ¿se cae en un baño? Sí, podrías entender que te golpees la cabeza cuando te caes en un baño, pero la forma en que esa herida estaba detrás de su pie. No parecía que pudieras tener una caída así y conseguir eso “.

La mujer dijo que nadie le informó que se lesionó. Ella afirmó que su condición se había deteriorado, se veía sucio y parecía tener hambre cada vez que lo visitaba.

La pariente dijo que en febrero, cuando fue a pagar la tarifa mensual de $ 3,800, le dijeron que había recibido un cheque del ministerio por $ 3,500. Ella comenzó a sospechar porque en septiembre habían presentado una solicitud para su pensión y él habría recibido un pago global. Cuando fue a la oficina de servicios sociales, le dijeron que el cheque era de $ 21,000. Afirmó que regresó a la casa y le dijeron que habían mezclado los cheques porque había una persona con el mismo nombre en la casa. Ella dijo que el ministerio ordenó a la casa que devolviera el cheque.

La familiar también se quejó de que intentó llevarlo a ver su cédula de identidad, pero el dueño se negó a dejarlo salir de la casa debido a las restricciones del COVID-19. Sin embargo, dijo en marzo que tuvo que ser hospitalizado porque sufrió una convulsión y lo sacó de la casa.

Dijo que ahora está en otro hogar de ancianos y que está bien. El pariente también afirmó que le compró ropa nueva en enero, pero que la casa se la quedó.

A pesar de la situación, dijo que el ministerio todavía está enviando los cheques de su pensión a la primera casa y que cada vez tiene que intentar rastrear el dinero.

El familiar quiere una investigación adecuada sobre las operaciones de la casa y cómo tratan a sus residentes.

“La última comunicación con el ministerio fue en abril o mayo. Esperaban algo del Ministerio de Salud. La División de Envejecimiento y la policía fueron e hicieron sus investigaciones. Pero no estoy muy satisfecho porque no escucho nada “.

Sin embargo, los funcionarios de la casa en cuestión negaron las acusaciones y afirmaron que la víctima del accidente cerebrovascular fue llevada a la casa con heces debajo de las uñas. Se alegó además que su bolso contenía solo dos pantalones y que no estaba comiendo solo.

La casa afirmó que se lesionó después de que se resbaló de una silla de ruedas. Funcionarios de la División de Geriatría y la policía visitaron la casa. Los intentos de contactar a los funcionarios en el teléfono fijo del ministerio no tuvieron éxito. La ministra Donna Cox no respondió a un mensaje de WhatsApp.

Via Cnc3

%d bloggers like this: