May 20, 2022

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

Los deportados regresan desafiantes.

Empapados, fríos y hambrientos, 16 niños venezolanos y 11 adultos que fueron deportados durante el fin de semana de ayer regresaron a las costas de Trinidad y Tobago después de tres días de marejada.

Los migrantes, el más joven, un bebé de cuatro meses, llegaron poco antes de la 1 pm a la playa de Los Iros cerca de Erin. Fueron deportados el domingo a través de dos piraguas desde el puerto de Cedros, pocas horas antes del inicio de los procedimientos judiciales por su detención.

El venezolano Daniel Marcano, quien está registrado y reside aquí en Trinidad, estaba entre los familiares en tierra esperando a sus seres queridos. Dijo que el barco tenía problemas con el motor y que los migrantes nunca llegaron a Venezuela. Lo acompañaban otros dos venezolanos cuyas esposas e hijos estaban en los botes. Marcano estaba feliz de que hubieran regresado, pero no estaba seguro de qué pasaría con ellos o dónde iban a ser detenidos.

Algunos de los niños jugaban mientras otros lloraban después de bajar de los barcos y pronto fueron detenidos por la policía.

El bebé de cuatro meses visto siendo amamantado durante este tiempo.

Torrence Farrier, residente de Fyzabad, estaba en la playa cuando vio que los barcos llegaban alrededor de las 12.51 pm.

“Simplemente notamos que este bote venía con esta gente y lo que realmente me dolió, como dije hace un momento, es el hecho de que hay un niño de tres meses en el bote y ellos tuvieron que recogerlo para trae a ese niño aquí “.

Dijo que el bote se detuvo a una distancia de la orilla y los adultos bajaron y ayudaron a los niños a salir.

“Estaban en agua hasta el pecho”, dijo.

Mientras esto sucedía, dijo que las bolsas de los migrantes fueron arrojadas por la borda. El barco aceleró. Dijo que tenían frío y hambre.

“Tenían frío… Me dolió. Por eso digo mamá, lo que hay que comer y tomo la comida y se la doy ”.

Les dio una comida de pollo, arroz y guisantes. Dijo que estaba herido y entristecido por el trato que las autoridades locales les dieron a los migrantes.

“Todo el mundo busca una vida mejor y depende de ti hacer la vida que quieres y en el caso de que no la hagas por ti mismo, nadie lo hará por ti”, dijo Farrier.

“Así que aprovechan la oportunidad de venir aquí y hacer algo de sí mismos sin importar cuán pequeño o difícil pueda ser. Creo que todo el mundo necesita una oportunidad “.

Dijo que la gente siempre debería tratar de ayudar a otros que sufren, y agregó que cuando llegaron inicialmente no había policías ni funcionarios de inmigración en la playa. La policía llegó unos minutos después. Antes de que subieran a los migrantes a un autobús de la policía, se tomaron de las manos y rezaron. Fueron trasladados al centro de salud de Siparia para ser examinados y tratados si era necesario.

Durante la audiencia de hábeas corpus del lunes ante el juez Quinlan-Williams, los fiscales estatales dijeron que no sería posible traer a los migrantes de regreso a Trinidad porque ya se encontraban en aguas venezolanas. Entonces se desestimó el asunto.

Nafessa Mohammed, uno de los abogados que representa a los migrantes, dijo que fueron detenidos el martes pasado en Chatham y llevados a la comisaría de Erin, donde los mantuvieron en una celda. Dijo que los migrantes fueron llevados a la Comisaría de Cedros y esa noche presentó un recurso de hábeas corpus. El asunto estaba programado para el domingo a las 2 de la tarde, pero esa mañana se enteró de que iban a ser deportados. Mohammed dijo que informaron al tribunal y que el asunto se llevó a las 12.30 horas. Sin embargo, para entonces los venezolanos ya habían sido subidos a dos barcos y expulsados.

Mohammed pidió una investigación a gran escala sobre quién sancionó la deportación de los migrantes, en particular los niños. Dijo que las acciones del estado violaron los principios y estándares internacionales. Ella no pudo ser contactada para hacer comentarios ayer por la tarde.

La cofundadora del grupo de apoyo al migrante La Romaine, Angie Ramnarine, dijo que todo el procedimiento estaba mal. “Estoy de acuerdo en que hay demasiada gente viniendo ilegalmente, pero eso es una cuestión de seguridad fronteriza. Los deportaron antes de que se pudiera conocer el asunto judicial, ¿es ese procedimiento normal? ¿Es así como pasan las cosas? Algo salió mal “.

La información que llegó ayer a Guardian Media fue que los migrantes serían procesados y se tomaría una decisión sobre dónde se guardarían.

https://guardian.co.tt/news/deportees-defiantly-return-6.2.1254946.66f6a19dd6

%d bloggers like this: