November 29, 2021

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

La inteligencia artificial como tecnología para el periodismo

La empresa Twipe, dedicada a ofrecer soluciones a los medios de comunicación, como epapers, recomendaciones personalizadas, etc., ha adelantado algunas de las principales conclusiones del estudio llevado a cabo hace unos meses entre editores, correspondiente a la serie Reinventing Digital Editions y que se publicará próximamente.

De este avance, destaca la percepción que los editores entrevistados tienen sobre qué tecnologías pueden aportar más valor añadido al periodismo en los próximos cinco años. En concreto, se centraron en las llamadas 3A: Inteligencia Artificial (AI en inglés), análisis y aplicaciones. Las tres son las tecnologías con mayor valor percibido para el crecimiento.

En esa percepción, destaca sobremanera el crecimiento vertiginoso que está teniendo la Inteligencia Artificial como tecnología para el periodismo. Si bien sólo el 31,2% de los editores encuestados utilizan actualmente alguna tecnología de IA, el 68,8% cree que jugará un papel clave en el futuro. “El uso de la IA puede proporcionar un potencial incalculable para los editores”, indican desde Twipe.

La analítica sigue siendo la tecnología de mayor impacto

Si bien el mayor crecimiento en cuanto a la percepción de utilidad es para la Inteligencia Artificial, la que tiene aún por ahora mayor impacto es la referente a analítica.

“Las redacciones están en un proceso de transformación para tener éxito en la batalla por los suscriptores; por lo tanto, comprender a los lectores es clave. Es una buena noticia que el 87,5% de los editores utilicen actualmente la analítica en su sala de redacción, y esta sigue siendo la principal diferencia durante los próximos 5 años”, apunta el avance de Twipe.

La analítica, recuerdan, “puede ayudar tanto a las redacciones como a los equipos comerciales a decidir qué historias funcionan y cuáles no y cómo segmentar e involucrar mejor a los lectores”.

Aplicaciones para móviles, clave en el nuevo ecosistema

Con el uso cada vez mayor de teléfonos inteligentes como la herramienta número uno para acceder a las noticias, especialmente entre los lectores más jóvenes, las aplicaciones móviles son clave. “Se ha vuelto esencial para los editores ofrecer aplicaciones a sus lectores y especialmente a los suscriptores. El 57,5% de los editores ofrecen actualmente una aplicación de noticias en directo y el 55% ofrece una aplicación de edición”.

Lo más interesante es que cuando se mira hacia el futuro, añade Twipe, “el 37,5% de los editores planean combinar ambas en una aplicación unificada que ofrece tanto noticias en vivo como ediciones estáticas. Algunas editoriales de todo el mundo ya han realizado este cambio en un intento por simplificar su oferta, evitar confusiones para los lectores e impulsar una experiencia de lectura coherente”. En el Reino Unido, el Daily Telegraph eligió combinar su aplicación de edición y noticias en vivo y recientemente ha superado la marca de los 500.000 suscriptores digitales.

Aplicaciones de juegos y de audio

Aparte de las aplicaciones que se actualizan y las estáticas que ofrecen ediciones concretas, también están surgiendo otros tipos de aplicaciones entre los editores encuestados. El 10% de los encuestados respondió que ya ofrecen aplicaciones de juegos y rompecabezas por separado, y el 8,8% ofrece aplicaciones de audio. Dentro de esta tendencia destacan, por ejemplo, medios como The Guardian con su aplicación de rompecabezas y juegos y The New York Times con el increíble crecimiento de su aplicación de cocina.

En otros lugares con tecnología más tradicional, el 87,5% de los encuestados destacaron que ya utilizan vídeo en sus redacciones y el 68,8% que usan audio. Sin embargo, el atractivo del vídeo y el audio desciende en la clasificación al 53,8% y 57,5% respectivamente, “pero ambos parecen tener un papel importante que desempeñar”, sostiene el estudio de Twipe.

El “e-paper” sigue interesando

El 69,7% de los editores predice que las ediciones jugarán un papel importante en su futuro, ya sea en su formato ePaper o bien como ediciones puras digitales.

Si bien el 71,2% de los editores ya ofrece una réplica de ePaper, “es interesante ver que entre los que actualmente no tienen un producto de edición, una preferencia abrumadora del 71,4% de los encuestados prefiere una edición creada digitalmente y solo el 7,1% prefiere una réplica”.

Una razón clave para esto es “el atractivo de una nueva generación de experiencia de usuario para los lectores más jóvenes”. La capacidad de diseñar estos periódicos de una manera más moderna “es vital para que los productos de edición se vean más atractivos y menos como algo del pasado”. 

Imparcialidad

Las audiencias realmente valoran lo que esto representa, a pesar de la complejidad del concepto. La mayoría de la gente quiere estar expuesta a una variedad de puntos de vista. Sin embargo, los usuarios están aún más preocupados sobre la supresión y el silenciamiento de los puntos de vista.

Si bien los lectores aprecian las noticias imparciales, también se valora la opinión, junto con el contexto y el análisis de fondo. Una vez informados por los hechos, las audiencias comprometidas dicen que quieren estar expuestas a una variedad de puntos de vista que arrojen luz sobre diferentes perspectivas, permitiéndoles juzgar los méritos de los argumentos. Los artículos con opiniones les ayudan a dar sentido a las noticias y a formarse sus propios puntos de vista. El público dice que la opinión también puede hacer que las noticias sean más interesantes. Sin embargo, la distinción entre noticias y opinión se disuelve con demasiada facilidad cuando la imparcialidad se ve comprometida, particularmente en las redes sociales. En el mundo analógico, las diferencias entre noticias, análisis y opinión eran mucho más claras, con etiquetado especial y secciones claras, pero en digital las divisiones son más borrosas. Para los periodistas, los dilemas en torno a la imparcialidad también han sido puestos a prueba por más formatos informales (como las citadas redes sociales), donde las noticias se han vuelto más emotivas o controvertidas. Muchos temen que la opinión y la promoción se mezclen cada vez más con la propia noticia de una manera que a menudo no es transparente.

La proliferación de perspectivas y la gama de nuevos formatos digitales están poniendo nuevas presiones sobre la imparcialidad en las noticias. ¿Cómo deberían responder las empresas de medios? No hay una respuesta a esto, dadas las diferentes tradiciones y entornos regulatorios. Algunas empresas de medios de comunicación de servicio público han llegado a la conclusión de que deben reafirmar su compromiso con la imparcialidad, debido al vínculo con la confianza, y están ofreciendo al personal directrices para tener en cuenta los cambios en las expectativas. 

Fuente Listindiario

%d bloggers like this: