October 21, 2021

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

EEUU admitió que mató por error a 10 civiles afganos

El jefe del Mando Central de Estados Unidos, general Kenneth F. McKenzie.

El general Kenneth McKenzie, jefe del Mando Central de Estados Unidos, declaró este viernes que el ataque con dron que las fuerzas norteamericanas llevaron a cabo en Kabul el pasado 29 de agosto “fue un error” que le costó la vida a 10 civiles, entre ellos hasta siete menores de edad, destaca AP.

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, explicó por su parte en un comunicado que McKenzie le informó esta mañana que el ataque pretendía dirigirse contra una amenaza “inminente” para el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul, pero resultó ser un error y provocó la muerte de civiles.

El dron atacó un vehículo en el que las fuerzas estadounidenses pensaban que había militantes del grupo terrorista Estado Islámico (EI) cuando en realidad lo conducía Zemari Ahmadi, un trabajador de una ONG estadounidense.

“En nombre del Departamento de Defensa, ofrezco mis más profundas condolencias a las familias de quienes fueron asesinados, incluido el señor Ahmadi y al personal de Nutrición y Educación Internacional, compañía del señor Ahmadi”, dijo Austin.

“Además, ahora estimamos que es poco probable que el vehículo y los fallecidos estuvieran asociados con el ISIS-K, o representaran una amenaza directa para las fuerzas estadounidenses”, ha agregado el general, refiriéndose al Estado Islámico del Gran Jorasán, la facción afgana del EI.

Inicialmente, los militares estadounidenses declararon que su ataque iba dirigido contra un coche bomba de los terroristas del ISIS-K y provocó potentes detonaciones debido a la presencia de una gran cantidad de explosivos dentro del vehículo. En aquel momento, en el Mando Central consideraban que su decisión permitió prevenir una amenaza “inminente” para el aeropuerto de Kabul, tal como refleja el informe de EFE.

Más daños colaterales e indemnizaciones

Los daños colaterales hasta ahora conocidos incluyeron a 10 miembros de una familia, la mayoría de ellos siendo niños. Al disculparse por su decisión errónea que en aquel instante le parecía correcta, McKenzie ha señalado que el Gobierno de EE.UU. considera pagar indemnizaciones a las familias de las víctimas.

El presidente del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, ha indicado que “en un entorno dinámico de un alto grado de amenaza, los comandantes sobre el terreno tenían la autoridad apropiada y tenían una certeza razonable de que el blanco era válido” y que solo un análisis posterior del ataque les permitió concluir que mataron a los civiles.

“Nos disculpamos y nos esforzaremos por aprender de este horrible error”, dijo el secretario de Defensa.

Añadió que ha ordenado al Comando Central una investigación a fondo para dilucidar lo ocurrido y prometió que los responsables rendirán cuentas por el error.

Fuente Ultimasnoticias

%d bloggers like this: