enero 20, 2022

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

Acnur desarrollará renovación de certificados de solicitud de asilo para migrantes en Curazao

La agencia de Naciones Unidas ratifca su apoyo a los extranjeros que buscan atención, y destaca su disposición a seguir trabajando con el gobierno de Willemstad

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) informó que próximamente desarrollará en Curazao un proceso de renovación de certificados de solicitantes de asilo, para garantizar la permanencia de migrantes bajo esta condición en la isla.

Se está planificando la renovación entre el 13 y 17 de diciembre para que las personas no se vean impactadas por las demoras. Acnur se pondrá en contacto con ellas lo antes posible. Si existiera alguna pregunta, duda o necesidad de información o asistencia por parte de la personas, pueden ponerse en contacto directamente con Acnur a través de los contactos que se encuentran en las páginas de Aruba y Curacao en www.help.unhcr.org/es. ”, explicaron a Crónicas del Caribe.

El 17 de enero de 2019, la agencia de la ONU señaló a través de una nota de prensa: “Acnur le ha brindado (a Curazao) apoyo técnico y material para desarrollar procedimientos de registro y asilo, identificar las necesidades de los venezolanos y de las comunidades de acogida, implementar proyectos que beneficien tanto a los venezolanos como a las comunidades locales, y facilitar en el reasentamiento de los refugiados venezolanos más vulnerables a otros países”.

Certificado de solicitud de asilo que firma Acnur para quienes buscan refugio

A pesar de la atención jurídica y humanitaria prestada, la pandemia del COVID-19 paralizó los procedimientos de solicitud de asilo, refugio y reasentamiento de los migrantes latinos en la isla. Sin embargo, ACNUR y sus socios en Willemstad se están esforzando por reanudar todos los servicios que brindan a los migrantes.

Acnur explicó que toma nota de los esfuerzos del gobierno de Curazao para establecer una política para recibir solicitudes de protección, en virtud del artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Aunque la protección que brinda este Convenio no es tan amplia como la Convención sobre Refugiados, lo califican como “un primer paso importante”.

A la espera

Venezolanos y ciudadanos de otras nacionalidades beneficiados con el certificado de solicitud de asilo otorgado por Acnur en Curazao, confían en la renovación de sus documentos a fin de evitar ser deportados.

Foto del proyecto Voces Ocultas de la fotógrafa Berber van Beek. Crédito: https://www.acnur.org/voces-ocultas.html

Carolina Vergara (nombre ficticio), de 50 años, es oriunda del estado Falcón. Migró hacia la isla en 2017 con el propósito de hallar un trabajo para costear la alimentación y los estudios de su hijo en Venezuela.

Al principio, su jornada laboral se extendía por más de 13 horas al día. Pasado un tiempo, logró llevarse a su hijo de 19 años de edad. Cuenta que a los tres meses de la llegada del muchacho, Acnur le otorgó el certificado de solicitud de asilo. La señora espera que le extiendan la vigencia de la petición para continuar en la isla y tener oportunidades de trabajo.

Nueva oportunidad

“Cuando llegó la pandemia, me botaron de mi sitio de trabajo porque el certificado se venció”, relata Alejandro Noguera (nombre ficticio), de 20 años de edad, procedente del estado Carabobo. Arribó a la isla hace tres años. Trabajaba en un establecimiento de víveres hasta que le notificaron que tenía que retirarse por su estatus irregular.

La atención de Acnur significó un alivio para Noguera. “El certificado te permite tener un empleo en algunos establecimientos, pero lamentablemente ya no es suficiente debido a la crisis”, señaló.

Foto del proyecto Voces Ocultas de la fotógrafa Berber van Beek. Crédito: https://www.acnur.org/voces-ocultas.html

La inseguridad que azota a las familias del sur-occidente de Colombia desplazó a Antonio Pereira (nombre ficticio), de 49 años, natural de Valle del Cauca. Él y su familia corren peligro en Colombia y, en medio del desespero, decidieron trasladarse a Curazao.

Desde 2016 tiene el certificado de solicitud de asilo de Acnur, pero teme ser arrestado por el aumento de controles policiales en la isla. Opina que las políticas migratorias contra los latinos indocumentados son duras. 

“Hemos pasado de todo, aquí la vida ha sido muy difícil en cuestiones de salud, no tenemos el documento renovado para estar aquí y no podemos trabajar”, declaró.

Esfuerzo conjunto

Acnur destaca que trabaja con el gobierno de Curazao para abogar por la protección y asistencia de personas forzadas a huir, y apunta que ofrece apoyo para atender las necesidades que surgen a raíz del desplazamiento de personas a la isla. 

La agencia espera seguir construyendo una relación cercana con las autoridades para brindar una protección integral a los migrantes. Por último,  invitan a las personas a seguir contactándoles en caso de urgencia y consultar regularmente las plataformas de información en donde actualizan datos relevantes, incluyendo help.unhcr.org/curacao 

Fuente Cronicasdelcaribe

A %d blogueros les gusta esto: