October 6, 2022

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

🇻🇪Venezolano relata su viaje de Maracay a Bogotá por tierra: «Pude ahorrarme estrés»

A través de su cuenta de Twitter, el venezolano Oliver Ollarves publicó un hilo con todos los detalles de su viaje a Bogotá, incluyendo costos y tiempos de espera. Comparó la experiencia por las carreteras de Venezuela y Colombia, y los servicios para los viajeros en ambos países

Caracas.- Oliver Ollarves es otro de los venezolanos que emigró recientemente. Lo hizo hace poco con su madre desde Maracay hacia Colombia por la frontera de San Antonio del Táchira-Cúcuta y continuó por tierra hacia la capital del vecino país, Bogotá, desde donde cuenta su recorrido.

A través de su cuenta de Twitter publicó un hilo con todos los detalles de su viaje, incluyendo costos y tiempos de espera. El joven, que se identifica en la red social como emprendedor y se dedica a la asesoría de comunicaciones, aclara que nació con una discapacidad motora por lo que se desplaza con andador y bastón, situación que le facilitó ciertos aspectos de su viaje ya que recibió trato preferencial.

El viaje en Venezuela

Ollarves salió de Maracay el 24 de junio por la línea Expresos Occidente. El autobús llega hasta un terminal privado en San Cristóbal y el costo de cada pasaje es de 35 dólares. Además, ofrece una conexión en carro por puesto hasta San Antonio por 5 dólares adicionales. Como tiene carnet de discapacidad su boleto tuvo un descuento de 5 dólares.

«Los pasajes se pueden reservar por WhatsApp y pagar al momento del viaje en divisas o su equivalente en bolívares por pago móvil a tasa del BCV», señala.

Desde Cojedes hasta San Cristóbal se encontraron con 14 alcabalas de las cuales los pararon en 10. En cada una los guardias pedían identificación.

El traslado hasta la capital de Táchira duró 15 horas. Una vez en el terminal, el personal de la línea de viajes ubica a los pasajeros en el vehículo que los deja a dos cuadras de la propia aduana para salir al puente internacional Simón Bolívar.

La frontera

Ollarves y su madre contrataron en Táchira a un asesor de viaje que por 7,5 dólares les llevó el equipaje hasta el otro lado de la frontera, los acompañó al Saime para sellar la salida, a Migración Colombia para sellar la entrada al vecino país, a una casa de cambio para cambiar dólares por pesos colombianos y conseguir un taxi hasta el terminal de Cúcuta.

«La oficina del Saime funciona en una esquina de la aduana. La atención es por taquillas y la gente debe esperar al aire libre en una plazoleta con algunos árboles. La cola para sellar salida era larguísima y solo funcionaba una taquilla porque había una computadora disponible», relató el venezolano, quien se demoró menos tiempo en el trámite porque recibió trato preferencial.

Cruzar el puente Simón Bolívar lo describe como irreal: «La verdad no podía creer que en menos de dos minutos estaría por primera vez fuera de Venezuela, en un huso horario distinto… y en democracia. Los ojos se me aguaron… pero no miré ni un instante hacia atrás. Sentía mucha emoción por avanzar».

Contó que en el lugar había mucho movimiento de personas que cruzaban con libertad de un lado a otro. Para sellar el pasaporte en Migración Colombia el ente exige llenar un formulario hasta con 48 horas de antelación el cual indica la fecha de entrada, lugar de procedencia y destino, un teléfono de contacto en Colombia y la intención con la que ingresa. «El sistema pide un correo electrónico para enviar un mensaje de prerregistro a modo de comprobante y se imprime en dos ejemplares para presentarlo junto al pasaporte y la cédula venezolana», explicó.

Ollarves comparó las oficinas del Saime en Venezuela y de Migración Colombia y concluyó que la diferencia «es abismal». «La sede de Migración es una gran casona de aspecto colonial, muy bonita. Fuera de ella había unas 7 u 8 personas, protegidas por un techo, y un vigilante en la puerta. Adentro hay aire acondicionado y varias taquillas de atención».

De Cúcuta a Bogotá

Entre ese punto y el terminal de Cúcuta hay 15 minutos. En el terminal de Los Patios los venezolanos pudieron almorzar por un precio aproximado de 5 dólares por persona. Además, Ollarves compró una línea telefónica por el equivalente a 0,5 dólares y pagó una recarga de 0,75 dólares que le alcanza para tres días.

A Bogotá viajaron por la línea Berlinas en un autobús VIP. El costo de cada pasaje fue el equivalente a 30 dólares aunque señala que existen pasajes de 22,5 dólares. El autobús tenía WiFi, conectores y una tablet para escuchar música o ver películas con los audífonos.

«El viaje por carretera en Colombia, aunque fue más largo, fue todo lo contrario al viaje por Venezuela. No hubo ningún punto de control ni paradas de descanso, el bus solo paraba para descargar o montar pasajeros en cada ciudad, y cada parada duraba máximo 5 minutos», contó. El viaje duró 16 horas.

Fuente El Pitazo

%d bloggers like this: