May 20, 2022

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

🇻🇪Venezolana hace lucir cejas perfectas a las mujeres en República Dominicana

Después de 5 años García consiguió la residencia temporal en República Dominicana, país que considera su otra universidad. Foto Oly García

A mano alzada, la venezolana Oly García dibuja la ceja pelo por pelo con una pluma de metal en el rostro de cada mujer que acude a su estudio en la capital de República Dominicana, donde encontró la oportunidad de crecer profesionalmente. Cuenta que en 2016 emigró a la isla caribeña huyendo del deterioro de las condiciones de vida en su Coro natal

Caracas. La venezolana Oly García devora Santo Domingo con una de las técnicas más novedosas del maquillaje semipermanente: el microblading. Unas manos medianas y hábiles, y un aplastante conocimiento, les sirven de motor para crear una ceja perfecta para la fisonomía de cada mujer que llega a Oly Fashion Brows (@olyfashion_brows ), el estudio que abrió en la capital de República Dominicana.

Es el trabajo de su vida desde junio de 2017, un año y tres meses después de llegar a la isla caribeña procedente de su Coro natal. La crisis humanitaria que se reflejaba en el desabastecimiento y el aumento imparable de la inflación la arrancó de su tierra para llevarla a Santo Domingo. Allá dejó colgado el título de licenciada en Turismo, carrera que acabó en la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada (Unefa).

En Venezuela aprendió también las técnicas de tintado y visagismo, procedimientos necesarios para lograr una cejas más pobladas, definidas y acordes con la forma de cada rostro sin necesidad de retoques diarios. Sobre todas las cosas, dice la falconiana de 35 años, siempre ha querido ser parte del negocio de la belleza y la estética.

República Dominicana, la otra universidad

En las semanas que siguieron a su llegada al país caribeño García trabajó de vendedora de productos para el cuidado del cabello. Viajó por parte del territorio. La experiencia le vino como anillo al dedo para conocer más de cerca a las dominicanas.

“Son mujeres que invierten mucho en belleza. Se preocupan por su cuidado personal y hacen todo lo posible para estar bellas, por muy humildes que sean. Tampoco temen probar técnicas nuevas”, señala a la prensa El Pitazo.

Pronto amplió sus conocimientos. Se especializó en micropigmentación y microblading de cejas, labios y delineado de párpados, pero es sin duda el área de la cara que está cubierta de pelo, encima de la cuenca del ojo, y que le da expresividad a nuestro rostro, la más fascinante para ella.

“El microblading aquí era virgen, muy pocos sabían de esta técnica, investigué primero y dije ´nada, vamos a entrar por aquí´. Me inscribí en un curso y me fascinó”, afirma. A mano alzada, García dibuja la ceja pelo por pelo con una pluma de metal en el rostro de cada mujer.

“Puedo decir que República Dominicana ha sido otra universidad en mi vida”, agrega la venezolana. Explica que esta técnica de belleza ofrece la posibilidad de espesarlas, modificar su diseño o crear una ceja desde cero en caso de una alopecia.

«Me gusta ver sonreír a las mujeres que se sienten inferiores; hacerles las cejas es una manera de elevar su autoestima. También a personas que han sufrido cáncer y la radiación les ha hecho perder todo sus vellos, por ejemplo. A ellas también les devuelvo la sonrisa», subraya.

Dice con orgullo que Oly Fashion Brows comenzó en la sala de su pequeño apartamento, cogió forma en un rincón de una lavandería propiedad de otra venezolana que le tendió la mano y se convirtió en un estudio de cejas en poco más de un año, a fuerza de empeño.

El resto lo pusieron las propias clientas, que corrieron la voz, asegura.

Visa para vivir con tranquilidad

El resultado de otro inmenso esfuerzo fue la visa de trabajo temporal que recibió en febrero de este 2022. Después de cinco años Oly García consiguió la residencia temporal en República Dominicana. «No fue fácil», recuerda la falconiana, que emigró con su hermano en marzo de 2016, sin entrar en detalles.

García se acogió al plan de regularización de venezolanos en condición irregular que inició el Gobierno de Luis Abinader en abril de 2021. Contempló tres etapas: estadía, visado y residencia. Ahora puede cotizar en el sistema de salud y de pensión; también entrar y salir del país caribeño sin necesidad de visa, entre otras ventajas.

República Dominicana es el primer país receptor de población venezolana en el Caribe y el octavo en América Latina. Entre 2018 y 2021 recibió a 115.283 venezolanos, algunos forzados a escapar del hambre y la falta de oportunidades, según estimaciones de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V).

 ¿Ha pensado regresar a Venezuela para quedarse?

 Tengo planes de ir y venir, por ahora, pero mi mayor deseo es volver algún día a caminar las calles empedradas del casco colonial de Coro.

 ¿Y qué le diría a un venezolano que está pensando emigrar?

 ¡Que lo piense muy bien! (risas) Pero que todo es posible, que solo hay que tener voluntad. Afuera todos somos iguales, y sobre todo somos un país. Que cargue mucha humildad y honestidad; en maleta lo necesario y en un bolsillo meta los valores más importantes.

Fuente El Pitazo

%d bloggers like this: