October 18, 2021

Noticias Trinitarias

Informaci贸n justa y balanceada a tu alcance en espa帽ol

馃嚬馃嚬Multa de $ 800k para apartamentos de Champs Fleurs sin permiso de planificaci贸n

A DOS miembros de una familia de Princes Town se les ha dado tres meses para pagar una multa de $ .8 millones por su incumplimiento continuo de un aviso para demoler un edificio de apartamentos en Sagan Drive, Champs Fleurs, porque no ten铆an el permiso de planificaci贸n adecuado.

En una decisi贸n emitida el martes, los jueces de apelaci贸n Prakash Moosai y Mark Mohammed modificaron la orden de un magistrado contra Chandra e Ingrid Silochan.

En 2017, los dos fueron condenados por la entonces magistrada Lisa Ramsumair-Hinds por la denuncia presentada en su contra por la Divisi贸n de Planificaci贸n Urbana y Rural (TCPD) en 2008.

Cada uno de ellos fue multado con $ 700 por no cumplir con el aviso sobre el delito inicial cometido el 17 de enero de 2006. Dado que el delito continu贸 hasta agosto de 2008, se les impuso una multa adicional de $ 815,200, o $ 200 por d铆a desde el 18 de enero de 2006 hasta marzo 17,2017 – o dos a帽os de trabajos forzados en mora.

La multa total de $ .8 millones se repartir铆a equitativamente entre los dos.

El Tribunal de Apelaci贸n tuvo que determinar si el tiempo para presentar la denuncia inicial ante el tribunal de magistrados en 2008 se hab铆a agotado, como hab铆an argumentado sus abogados Gilbert Peterson, SC y Terrence Bharath.

Los dos sostuvieron que la denuncia inicial deber铆a haberse presentado dentro de los seis meses desde el momento en que surgi贸 la denuncia en enero de 2006.

Al permitir la apelaci贸n en parte, Moosai y Mohammed anularon la condena del magistrado por el delito inicial.

Tambi茅n modificaron la multa por la continuaci贸n del delito para cubrir 4.078 d铆as a $ 200 por d铆a, que asciende a $ 815.600. La condici贸n de 鈥渢rabajos forzados鈥 por no pagar la multa se cambi贸 a 鈥渆ncarcelamiento simple鈥 y se les dio 90 d铆as para pagarla.

En su fallo, Moosai dijo que la gravedad del delito era una “caracter铆stica particularmente agravante”, especialmente el incumplimiento continuo de los requisitos del aviso de ejecuci贸n del TCPD. Dijo que la ley tuvo el efecto de “socavar el sistema de planificaci贸n y control del desarrollo en su conjunto”.

En su apelaci贸n, los dos hab铆an argumentado que no eran culpables y que el tribunal inferior no ten铆a jurisdicci贸n para conocer del asunto. Tambi茅n argumentaron que la decisi贸n fue err贸nea y la sentencia “indebidamente severa”.

Moosai dijo que la Ley de planificaci贸n urbana y rural fij贸 diferentes penas para una ofensa inicial y una ofensa continua bajo la secci贸n 18.

Dado que la denuncia se present贸 32 meses despu茅s de que se determinara que los dos no ten铆an permiso para construir el complejo de apartamentos, hab铆a prescrito, sostuvo Moosai, por lo que el tribunal anul贸 la condena por ese delito.

Sin embargo, dijo que el enjuiciamiento por el delito continuo era diferente, ya que la legislaci贸n impon铆a la obligaci贸n continua de cumplir. Dijo que esto parec铆a ser indefinido una vez que los requisitos de la notificaci贸n de ejecuci贸n segu铆an sin cumplirse.

鈥淗asta que se cumpli贸, los recurrentes se encontraban en infracci贸n a la ley penal鈥.

Al examinar la Ley del TCP, Moosai dijo que era digno de menci贸n que el esquema general de la legislaci贸n de planificaci贸n no penalizaba la falta de obtenci贸n de permisos de planificaci贸n para ning煤n desarrollo.

Dijo que en ejercicio de su imperativo constitucional de promulgar leyes para la paz, el orden y la buena gobernanza, el Parlamento hab铆a considerado oportuno, en virtud de su r茅gimen de planificaci贸n, criminalizar una conducta espec铆fica.

Cualquier incumplimiento continuo constitu铆a un delito hasta que se cumpl铆a.

Se帽al贸 que el objetivo legal de la ley era mantener cierto control sobre el uso ordenado y el desarrollo de la tierra y la obligaci贸n primordial de cumplir con sus requisitos.

En 2002, funcionarios del TCPD visitaron el desarrollo de Champs Fleurs para investigar una denuncia de construcci贸n no autorizada. Se observ贸 que la estructura original de una sola planta conten铆a un nivel superior adicional.

Se solicitaron planos para la propiedad y se entreg贸 al TCPD un plan de desarrollo propuesto para 21 dormitorios. Se determin贸 que el desarrollo no estaba autorizado, ya que no hab铆a permiso de planificaci贸n para el mismo. Tambi茅n se encontr贸 que no cumpl铆a con los est谩ndares de construcci贸n para el sitio, que requer铆an ciertas distancias m铆nimas de retroceso del edificio.

El 23 de abril de 2002, Chandra Silochan solicit贸 permiso para desarrollar la propiedad para incluir un edificio residencial multifamiliar de 14 habitaciones.

En otra visita al sitio en junio de 2005, se observ贸 un desarrollo en curso, con adiciones tanto en el nivel del suelo como en el primer piso.

En noviembre de 2005, se emiti贸 un aviso de ejecuci贸n y entre 2006 y 2008 no se realizaron ajustes al edificio, de conformidad con el aviso. Posteriormente, la denuncia se present贸 en octubre de 2008.

Los Silochans solicitaron tres veces el permiso de construcci贸n, pero todos fueron rechazados.

Fuente Newsday

%d bloggers like this: