enero 20, 2022

Noticias Trinitarias

Informaci贸n justa y balanceada a tu alcance en espa帽ol

馃嚬馃嚬Juez elogia a la v铆ctima de agresi贸n sexual por hablar, encarcela al atacante

Un hombre de Sangre Grande que admiti贸 haber cometido actos sexuales con un menor en 2013 fue sentenciado el jueves por un juez del Tribunal Superior que elogi贸 a la v铆ctima por hablar.

La jueza Kathy Ann Waterman-Latchoo dijo que el silencio era “la herramienta del depredador” y elogi贸 a la v铆ctima por su valent铆a, especialmente por su edad en ese momento y porque fue violada por un miembro de la familia.

Este tipo de actos delictivos, dijo el juez, generalmente se ocultaban y no se abordaban.

Tambi茅n elogi贸 a la vecina de la ni帽a que protegi贸 a la ni帽a mientras esperaba a su madre.

Al dictar la sentencia final de dos a帽os y dos meses, Waterman-Latchoo comenz贸 con un punto de partida de 15 a帽os por el delito de agresi贸n sexual grave. Se dedujeron dieciocho meses por atenuantes y el imputado recibi贸 un tercio de descuento por su declaraci贸n de culpabilidad.

Los seis a帽os, nueve meses y tres semanas que pas贸 bajo custodia en espera de juicio se descontaron a煤n m谩s, dejando dos a帽os y dos meses de servicio.

Por el delito de atentado al pudor, el juez inici贸 a los cuatro a帽os y luego de deducciones similares, se le dej贸 cumplir un a帽o y seis meses. Sin embargo, habiendo pasado ya m谩s de seis a帽os bajo custodia, se le concedi贸 “tiempo cumplido” en esa sentencia.

Era el caso de la fiscal铆a el 17 de mayo de 2013, el hombre, que entonces ten铆a 33 a帽os, se encontraba en la casa de la ni帽a. La v铆ctima, que en ese momento ten铆a 13 a帽os, no ten铆a escuela y debido a que su madre ten铆a que trabajar, se dej贸 que el acusado la supervisara.

Durante el d铆a, llam贸 a la ni帽a y le dio dinero para comprar algunos bocadillos, pero antes de que ella se fuera a la tienda, le dijo que quer铆a tocarla.

Dijo que su madre no lo permitir铆a y, despu茅s de regresar de la tienda, comenz贸 a calentar agua para ba帽arse.

Mientras esperaba que el agua hirviera, el acusado se acerc贸 a la ni帽a, la sostuvo en una silla, le tap贸 las manos con cinta adhesiva y le toc贸 los senos y las partes 铆ntimas, provocando que sangrara.

La ni帽a corri贸 a la casa de su vecino donde llam贸 a su madre. Cuando su madre lleg贸 a casa, fueron a la polic铆a e hicieron una denuncia.

Al llegar a los puntos de partida de sus sentencias, Waterman-Latchoo dijo que consider贸 la disparidad de edad entre el acusado y su v铆ctima. Tambi茅n consider贸 la gravedad y predominio del delito, la posici贸n de confianza y familiaridad entre los dos, y el hecho de que 茅l la at贸 a la silla para realizar los actos, adem谩s de tratar de 鈥渁cicalarla鈥 entreg谩ndole dinero a comprar bocadillos.

El hombre estuvo representado por la defensora p煤blica Michelle Gonz谩lez. La fiscal Giselle-Heller Ferguson represent贸 al Estado.

Fuente Newsday

A %d blogueros les gusta esto: