October 21, 2021

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

🇨🇺Las lágrimas de una niña cubana al saber que su padre podría pasar 8 años de cárcel por manifestarse el 11J

“Cuando le tienes que explicar a una niña que podría no ver a su papá por los próximos 8 años y a su tío por los próximos 10. Cuando ella te dice que está orando ‘cada segundo del día’ para que su papá salga y se haga justicia…y que va a ser muy fuerte y ayudar a su mamá. Esta noche las lágrimas de Salet son mi denuncia”.

La niña de apenas 11 años, Sallet Martín, hija de Nadir Martín Perdomo y sobrina de Jorge Martín Perdomo, hermanos detenidos tras participar en las protestas del 11J, lloró amargamente al conocer la noticia de que su padre y su tío han sido condenados a 8 y 10 años de prisión respectivamente y que no podrá tenerlos a su lado todo ese tiempo.

“Cuando le tienes que explicar a una niña que podría no ver a su papá por los próximos 8 años y a su tío por los próximos 10. Cuando ella te dice que está orando ‘cada segundo del día’ para que su papá salga y se haga justicia…y que va a ser muy fuerte y ayudar a su mamá. Esta noche las lágrimas de Salet son mi denuncia”, manifestó este miércoles Betty Guerra Perdomo, prima de los activistas, a través de sus redes sociales.

La publicación fue acompañada de las fotos tomadas durante la videollamada que sostuvo Guerra Perdomo con la pequeña Sallet, en la que la familiar intentó explicar y consolar a la pequeña del dolor causado con la arbitraria condena sobre los jóvenes, vecinos de San José de las Lajas.

Los hermanos, manifestantes pacíficos a los que el régimen cubano acusa de “conspiración, instigación a delinquir, desorden público, desacato a las autoridades y propagación de epidemia” fueron arrestados el 17 de julio, fecha desde la cual permanecen en prisión por ejercer libremente sus derechos.

Pidiendo su liberación y defendiendo su inocencia, la pequeña Sallet grabó a mediados de agosto un video que se hizo viral en las redes sociales. “Mi padre tiene dos hijos: un bebé de 7 meses y yo, que tengo 11 años. Mi tío Jorge Martín Perdomo tiene una niña de 5, que aunque no es consciente de lo que sucede, extraña a su padre”, explicó la pequeña en su video, con elocuencia y vehemencia tales que consiguió emocionar a miles de personas en las redes sociales.

“Mi padre y mi tío caminaron pacíficamente por las calles, del mismo modo que lo hicieron cientos de cubanos… eso no puede constituir delito alguno. Pido justicia, porque ellos son hombres de bien. Se siente que ellos no están aquí. Pido la justicia verdadera, no mentiras”, reclamó la niña.

“Mi hermano de 7 meses ya puede decir ‘papá’, pero no tiene a quién decírselo porque nuestro padre no está con nosotros. Él no está aquí para verlo”, detalló Sallet en un video que incendió las redes sociales y conmovió a miles de usuarios que dejaron sus comentarios.

“Siéntete libre de mandarle un mensaje de consuelo y esperanza a Sallet, mediante mi WhatsApp: +1 980-785-6110. Les agradecemos mucho”, indicó Guerra Perdomo en su publicación, en una solidaria iniciativa que busca arropar a la pequeña y demostrarle el afecto que sienten hacia ella y su familia las personas que piensan como su padre y su tío.

“Sallet y Samir llevan 79 días sin ver a su papá, el cual pidió libertad el #11JCuba y la #DictaduraCastroCanel lo secuestró el 17 de Julio. Solo una dictadura pone la Libertad tras las rejas. Solo un terrorista causa dolor y trauma en los niños, los cuales, como dijo José Martí: “Son la Esperanza del Mundo”. Díaz-Canel, eres un asesino de esperanzas y un carcelero de la libertad”, denunció este martes la prima de los jóvenes a través de Facebook.

El pasado 9 de agosto, Marta Perdomo, madre de los hermanos detenidos, comenzó a denunciar personalmente la arbitrariedad del proceso que el sistema judicial cubano quiere ejecutar contra sus hijos.

A través de videos en las redes sociales, Marta declaró que sus hijos han sufrido torturas sicológicas y físicas, que le han negado visitar a los jóvenes y que Fiscalía Municipal no ha querido aceptar las pruebas de inocencia que la defensa ha presentado para que se les conceda un cambio de medida cautelar.

“No se nos ha permitido ni una llamada o unos minutos de visita. Ni el abogado que los defiende los ha podido ver. A ciencia cierta y con confirmación de las autoridades no sabemos dónde están”.

Fuente Cibercuba

%d bloggers like this: