September 21, 2021

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

🇨🇺Detienen a cubano por delitos cometidos en varias ciudades de España

El cubano está reclamado por hurto y robo con violencia e intimidación por los juzgados de al menos seis ciudades españolas.

Un cubano de 64 años fue detenido este viernes por la Policía Nacional en la provincia española de Málaga, en Andalucía, por al menos ocho órdenes pendientes de captura en diferentes ciudades de España bajo cargos de hurto y robo con violencia e intimidación. 

Según las pesquisas, el investigado se dedicaba a realizar su actividad delictiva de forma itinerante por todo el territorio español, con reclamaciones judiciales decretadas por juzgados de Madrid, Barcelona, Estepona, Alcalá de Guadaíra, Algeciras y Tafalla, las cuatro últimas localidades andaluzas.

El investigado fue detenido en un hostal de la ciudad de Antequera por agentes de la Comisaría Local de ese municipio malagueño, tras ser detectada su presencia en el parte de hospederías diario, según informó la Comisaría Provincial en un comunicado citado por la prensa española.

Una vez que los policías comisionados al lugar comprobaron su identidad procedieron a su arresto. Además de las reclamaciones judiciales, los agentes pudieron comprobar que el investigado tiene numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio y contra personas, utilizando incluso en algunas ocasiones otra identidad.

No ha trascendido la identidad del sujeto y por el momento se desconocen otros detalles de su modus operandi.

En junio ya fue detenida una banda de tres carteristas cubanos tras cometer 14 robos en bares, restaurantes y tiendas de Madrid entre el 14 de enero y el 26 de mayo de este año.

En ese caso, tras cuatro meses de investigación, la Policía Nacional detuvo a los cubanos -dos hombres de 38 y 41 años y una mujer de 29- que sumaban 77 detenciones previas por delitos similares y a quienes además de hurto se les acusó también de estafa y de pertenencia a grupo criminal.

Los carteristas solían servirse de otra bolsa u objeto que llevaban encima y que usaban como recurso para ocultar sus maniobras de sustracción. Una vez conseguido su objetivo, abandonaban el local sin consumir nada. Después de cada hurto, los detenidos se iban de compras con las tarjetas bancarias que habían robado.  

Fuente Cibercuba

%d bloggers like this: