September 23, 2021

Noticias Trinitarias

Información justa y balanceada a tu alcance en español

🇨🇺Cubano fabrica un concentrador de oxígeno para salvar la vida de su esposa

El cubano inventor de la versión criolla del concentrador portátil de oxígeno es natural de Manzanillo.

El cubano Maykel Suárez Machado, natural de Manzanillo, provincia Granma, creó una versión criolla del concentrador portátil de oxígeno para salvar la vida de su esposa y la de otras personas infectadas por coronavirus en Cuba.

El manzanillero diseñó un concentrador de oxígeno casero con el que ayudó a su pareja Isabel Barrios Peláez, quien estuvo ingresada como un caso grave por la COVID-19, durante 27 días.

Suárez, al ver la falta de oxígeno para tratamiento médico en el Hospital Provincial Celia Sánchez Manduley, en Granma, decidió que debía actuar por su cuenta o su pareja moriría. “Busqué alternativas para ayudarla y para no sentir que no hacía nada por ella”, dijo.https://cdm.connatix.com/amp-embed/index.html?playerId=ps_0233e830-76ea-4633-871b-89dad6634a45&url=https%3A%2F%2Fwww.cibercuba.com%2Fnoticias%2F2021-09-06-u1-e199370-s27061-cubano-fabrica-concentrador-oxigeno-salvar-vida-su-esposa

Radio Granma indicó que este manzanillero es graduado en electrónica, con especialidad de radiomecánico «A». Suárez confesó que además de investigar en Internet, tuvo ayuda de otros especialistas para diseñar el concentrador de oxígeno.

“Me basé en métodos antiguos. Con la ayuda de la licenciada en Química Yuramis García Rodríguez, confeccioné el equipo (…) Vi la experiencia de otros países donde personas capacitadas en este tema confeccionaron concentradores para ayudar al sector de la salud. Así logré el nuestro que ha tenido buen resultado”, contó el cubano.

Recibió asesoría también del electromédico del Hospital Materno Infantil Fe del Valle, quien le explicó detalles técnicos esenciales para terminar de optimizar la puesta en uso del equipo.

Suárez dijo que uno de sus objetivos es que no fuera caro ni de piezas importadas.

“La idea es hacerlo con recursos caseros que tengas a la mano, como por ejemplo, los filtros se hacen de gasa, se utiliza un pomo plástico que puedes esterilizar con cloro, si no hay conectores originales que traen las mangueritas para administrar los sueros se pueden utilizar las puntas de los lapiceros, siempre todo bien esterilizado”, dijo el cubano.

La falta de oxígeno afecta a varios centros hospitalarios de Cuba. Se han reportado incidencias en La Habana, Cienfuegos, Holguín y otra provincias orientales.

El oxígeno se ha vuelto un insumo tan valioso que hace solo dos semanas una rastra cargada con balones llegó al Hospital Arnaldo Milián Castro de Santa Clara, custodiada por patrullas de policía.

Se trata de un artículo imprescindible para el tratamiento de pacientes graves de coronavirus y el Estado cubano no puede sostener su producción. Señalaron que la falta de oxígeno en sus centros de salud se debía a que una importante fábrica estaba afectada.

A inicios de septiembre aseguraron que entraba otra vez en funcionamiento e indicaron que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) donó a Cuba una planta generadora de oxígeno medicinal, instalada en el Hospital Militar “Carlos J. Finlay” de La Habana.

Sin embargo, se siguen reportando déficit de oxígeno en otros territorios y carencia de equipos para el tratamiento de los pacientes no solo en los centros hospitalarios sino también para la recuperación en sus hogares. 

El concentrador portátil de oxígeno creado por Suárez es artesanal pero salvó la vida de su esposa. Barrios actualmente se recupera del coronavirus en su casa y el equipo lo está utilizando otra persona con secuelas de la COVID-19.

“Quizás este equipo no sea profesional del todo pero le proporciona algún oxígeno al paciente que en el estado en que se encuentra es significativo”, comentó Suárez.

El equipo no pudo ser probado en la zona roja del hospital. El inventor tuvo que esperar a que a Barrios la cambiaran de sala, donde le dieron permiso para poner en marcha el concentrador, antes de informarle a la paciente que su hermana menor había fallecido por la COVID-19.

“El resultado (del concentrador portátil de oxígeno) fue rotundo, ella pasó un momento difícil. Nos preocupaba el oxígeno pues debía recibir esa dolorosa noticia en el estado en que se encontraba. Antes de la conversación le pusimos el concentrador, y al saber la verdad de su hermana se complicó, pero con el equipo logró una rápida recuperación sin presentar la molesta falta de aire”, contó Suárez.

“El doctor que estuvo allí le llamó mucho la atención, antes yo le había pedido permiso para su uso porque hay que respetar a los profesionales y él me lo aprobó. El doctor me confesó que si tuviera más equipos de esos se le favoreciera su atención a los pacientes“, contó el cubano.

“No voy a descansar voy a seguir creando equipos por este logro con mi esposa y la otra joven que lo está usando ahora, y como es tan fácil de hacer y la inversión es mínima se pueden confeccionar de forma criolla. En estos momentos estamos creando otro por si alguien lo necesita sea o no de mi familia y esté disponible”, dijo Suárez.

Este cubano no ha recibido apoyo del gobierno para ampliar su experiencia en medio de la actual crisis de coronavirus que tiene el país, donde el oxígeno para tratamientos médicos sigue siendo insuficiente en muchos territorios.

Fuente Cibercuba

%d bloggers like this: