October 21, 2021

Noticias Trinitarias

Informaci贸n justa y balanceada a tu alcance en espa帽ol

馃嚚馃嚭Crisis del 20N provoca tercer golpe militar en Cuba

Haga lo que haga,聽el tardocastrismo ya perdi贸 esa pelea insensata contra Yunior Garc铆a y Archipi茅lago,聽quedando en evidencia ante la mayor铆a de los cubanos y el mundo, que sigue sin entender esa pasi贸n suicida de La Habana aparentando fortaleza, cuando se tambalea mientras grita para apagar temblores.

Los tres d铆as de juegos de guerra, como respuesta al 20N, y para seguir despilfarrando el dinero de todos los ciudadanos, representan el tercer golpe militar contra la civilidad en Cuba, donde el anciano Ra煤l Castro Ruz ha vuelto al ejercicio diario del poder, ante el fiasco absoluto de su pupilo Miguel D铆az-Canel, despreciado por la casta verde oliva prosiria y rechazado por el pueblo.

Haga lo que haga, el tardocastrismo ya perdi贸 esa pelea insensata contra Yunior Garc铆a y Archipi茅lago, quedando en evidencia ante la mayor铆a de los cubanos y el mundo, que sigue sin entender esa pasi贸n suicida de La Habana aparentando fortaleza, cuando se tambalea mientras grita para apagar temblores.

Yunior Garc铆a Aguulera, l铆der de Archipi茅lago / Foto: Cortes铆a

El anuncio de聽Granma, adem谩s de torpe amenaza contra los manifestantes de noviembre, confirma la supremac铆a del clan militar -corrupto y carente de reflejos pol铆ticos- sobre un grupo civil que abogaba por permitir las marchas del 20N;聽y lanzar聽en La Habana una manifestaci贸n聽contra el embargo norteamericano.

El primer golpe militar ocurri贸 con la imposici贸n del mentecato y alardoso Manuel Marrero Cruz como primer ministro, tras haber destrozado el turismo; y que ahora exhibe su poder铆o viajando en un lujoso yip贸n (SUV), tras agredir a m茅dicos y sanitarios, cuando Cuba m谩s los necesita.

El segundo aldabonazo militar fue el desembarco en el Bur贸 Pol铆tico del gobernante partido comunista del general de divisi贸n Luis Alberto Rodr铆guez L贸pez-Calleja, Cajero-pagador de su ex suegro y amo de las finanzas cubanas en d贸lares norteamericanos.

驴Cu谩nto costar谩 a los empobrecidos cubanos la desproporcionada e in煤til demostraci贸n de fuerza de los d铆as 18, 19 y 20 de noviembre, movilizando los tres ej茅rcitos, incluidas tropas especiales, los restos de la DAAFAR y la Marina y las Milicias de Tropas Territoriales?

驴Cu谩ntos enfermos de coronavirus, dengue y enfermedades cr贸nicas podr铆an atenderse con el dinero que botar谩n los militares y civiles movilizados en noviembre? La bajada del coronavirus no se la cree ni el doctor Dur谩n, porque obedece a una llamativa聽reducci贸n de test diarios.

Por ejemplo, el 6 de septiembre, el MINSAP inform贸 de 7.230 nuevos contagiados, tras la realizaci贸n de 58.808 pruebas; un mes mas tarde, el 6 de octubre, las cifran eran de 3.596 enfermos de Covid-19 con 38.066 test; es decir, 20.742 pesquisas menos en treinta d铆as; asi va la impotencia m茅dica.

Si ante j贸venes democr谩ticos y patriotas, la casta verde oliva tiene que hacer tan descomunal esfuerzo, frente a una invasi贸n norteamericana -constante en el imaginario defensivo del r茅gimen- ser铆a out por regla.

La asonada militar anunciada para noviembre liquida los restos de civilidad en el tardocastrismo, subordinando completamente el gobierno y el residual partido comunista; destrozado en su octavo congreso, al arbitrio de la oligarqu铆a militar, embriagada con la dolce vita y las mieles del poder, pero carente de cultura general y pol铆tica para afrontar los desaf铆os de Cuba.

La c煤pula castrense fue incapaz de prever y evitar el 11J, mostrando su incapacidad para mantener el orden, aun estando dispuestos a morir matando a ciudadanos indefensos, como ocurri贸 durante la rebeli贸n popular de julio, cuando el pueblo uniformado debut贸 en la represi贸n contra el pueblo cubano; un punto de no retorno en la din谩mica cubana de represi贸n, pobreza, desigualdad e injusticia.

D铆az-Canel, carece de coraje pol铆tico para imponerse como comandante en jefe constitucional y聽haber decapitado al ministro del Interior y a los jefes de la Contrainteligencia, que ni se olieron el 11J; en vez de andar firmando pendejadas militares insensatas y costosas, incluido el ascenso a teniente coronel del nieto preferido de Ra煤l Castro, causando malestar en las unidades de Seguridad Personal y otras del MININT.

Recientemente, el ministro de las FAR, 脕lvaro L贸pez Miera, tuvo la desfachatez de comentar -en sitio p煤blico-que, despu茅s de lo de M茅xico; ya podemos mandar a D铆az-Canel a cortar marab煤; mientras que uno de los cinco esp铆as fracasados y muchos otros, sostiene que hay que acometer cambios en la sociedad cubana y que las autoridades no deben seguir de espaldas a la realidad.

El anuncio de maniobras militares tambi茅n ser谩 un est铆mulo para cubanos que aun dudaban de la conveniencia de sumarse o no a la protesta pac铆fica,聽incluidos esos a los que D铆az-Canel llam贸聽confundidos, pero a los que ha quedado claro la naturaleza totalitaria de la dictadura;聽pisoteando sus propias leyes y la menguada Constituci贸n de 2019.

La reacci贸n de esos cubanos en la intimidad y c铆rculos de confianza ser谩: 隆Que hijos de putas; ahora quieren joder a los muchachos del 20N con esa mierda de maniobras de guarapitos con escopetas de palos!, y no les falta raz贸n porque la crisis desaconseja hasta los machetes Made in Ogun; no confundir con la deidad yoruba que lleva dos letras G, pues se trata de una empresa mec谩nica.

Pero el tardocastrismo anda tan perdido que no cay贸 en la cuenta que -con el alarde anunciado este jueves en Granma– ofrece a Yunior Garc铆a y Archipi茅lago, la opci贸n de retrasar su marcha una semana, coincidiendo con el primer aniversario del 27N, cuando el decadente poder -en otra jornada infausta- perdi贸 la raz贸n ante un notable grupo de artistas e intelectuales.

Liquidar a los fidelistas y la caprichosa designaci贸n de D铆az-Canel le est谩 saliendo m谩s caro a Ra煤l Castro que聽un hijo bobo estudiando en el norte porque mientras fue segundo al mando, pod铆a escudarse en Fidel; pero ahora su tel茅fono es siempre el 煤ltimo que suena y, cada vez que suena, las noticias no pueden ser peores porque no supo hacerlo bien.

Los fracasos de su protegido -carente de visi贸n pol铆tica estrat茅gica y mal asesorado- han obligado a Ra煤l Castro a subirse al corcel en el que dijo mantener un pie en el estribo -mero corcoveo de caballo viejo- y comprando lealtades de generales, coroneles y el pen煤ltimo invento de coronel primero, solo consigui贸 despertar en ellos la pasi贸n por el dinero, una ventaja para la transici贸n a la democracia porque ya no se mueven por ideales, sino por el vil metal.

Fuente Cibercuba

%d bloggers like this: